fbpx

SI OYERES ATENTAMENTE LA VOZ DE JEHOVÁ TU DIOS NINGUNA ENFERMEDAD TE TOCARÁ. EXÓDO 15:26

Estas palabras fueron dichas al pueblo de Israel en momentos que una mortandad iba a suceder en la nación de Egipto, por lo que el pueblo de Israel iba a recibir protección de Dios, y ninguna plaga los podría tocar si obedecían sus mandamientos.

 y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador. Yo soy tu sanador, que hermosas palabras de esperanza que encontramos en este texto.

Cuando hacemos la voluntad de Dios no tenemos de que temer porque si agradamos a el el no permitirá que nada nos lastime, es como cuando un buen padre ama a sus hijos y estos son buenos hijos y siempre obedecen a su padre, seguro que este padre terrenal no dejara que nadie haga daño a sus hijos, cuanto mas nuestro padre celestial que es fiel y jamas miente, jamas incumple sus promesas.

Comparte si te ha Gustado: